MI GRAN ALIADO ESTE INVIERNO: EL KÉFIR

Este invierno estoy apostando por – el kéfir.

Y te voy a explicar por qué este – producto BIO – me está ayudando en este frio invierno.


Hace unos meses tenía problemas de alérgia, como casi todos los otoños, sin embargo, este año, no sé exactamente por qué, – me ha afectado más.

Así que, estuve consultándolo con el médico especialista y no quería que me recetara más pastillas, así que le pregunté por otro tipo de – productos alternativo más natural – , y me recomendó que empezara a tomar – kéfir.

Y eso hice!


El kéfir me fué muy bien, la verdad.

Y por eso investigué más a fondo todas las propiedades de este producto natural y hoy quiero compartir aqui.

Este invierno – apuesto por tomar kéfir .


donde comprar kefir

Qué es el kéfir

   El kéfir es el rey de los probióticos

Un producto muy buscado actualmente gracias a sus excelentes propiedades probióticas.

La búsqueda actual de una alimentación sana y natural ha llevado a que determinados productos y alimentos se demanden más.

Es el caso del kéfir, un gran desconocido para muchos pero mencionado habitualmente en foros de alimentación y dietética.


Tipos de kéfir

Existen dos tipos de kéfir:

  • el kéfir de leche
  • el kéfir de agua.

En realidad, el kéfir de agua y el de leche tienen la misma microflora, pero adaptados a medios distintos.


 Propiedades del kéfir para la salud

  • Mejora de la digestión
  • Antiestrés
  • Mejora el funcionamiento del cerebro, mejora la concentración, los reflejos y la capacidad de memoria.
  • Ayuda a mantener la salud del corazón.
  • Ayuda a reducir los niveles altos de colesterol.
  • Ayuda con  la bronquitis y el asma.
  • Pérdida de peso. Acelera el metabolismo.
  • Intolerancia a la lactosa. Algunas de las bacterias contenidas en el kéfir ayuda a romper la lactosa.
  • Ayuda a tener un  sistema inmune saludable.
  • Previene contra el envejecimiento ya que es rico en antioxidantes.
  • Cuidado de la piel. Sus antioxidantes mantienen la piel joven y radiante
  • Ayuda a mejorar la diabetes. Reduce el nivel de glucosa en la sangre
  • Excelente remedio natural contra cualquier alergia
  • Muy buen  antibiótico natural sin efectos secundarios
  • Mejora la digestión.
  • Limpia los vasos sanguíneos.
  • Disminuye los efectos de los medicamentos.
  • Se usa para tratar la artritis.
  • Ayuda con las  migrañas
  • Se usa para tratar la depresión

¿necesitas alguna prueba más para introducir desde este momento el kéfir en tu alimentación?


  Los beneficios del kéfir son múltiples

   El de agua, por ejemplo, es apto para las personas con intolerancia a la lactosa puesto que – no necesita de leche.

Pero también el kéfir de leche es apto para intolerantes a la lactosa puesto que “descompone ésta en nutrientes más simples y la hace más digestiva y tolerable”, apunta González Caballero. 


Además, tomar kéfir me ha servido para:

  • evitar mi estreñimiento.

  Y por si fuera poco, sólo

“contiene 60 calorías por cada 100 gramos y su índice glucémico es bajo, de 35”,  – apuntan los especialistas en nutrición.


También es utilizado el kéfir por los deportistas gracias a su gran aporte biológico y natural.


Cómo preparar kéfir casero de leche

Ingredientes

  • ¾ l. de leche
  • 150 gr. de nódulos o granos de kéfir
  • 1 recipiente de vidrio (de 1 litro de capacidad)

Preparación del kéfir casero de leche

  • Lo mejor es verlo en vídeo. He encontrado este que me ha gustado cómo preparan kéfir.

Dónde encontrar kéfir de buena calidad

  • El kéfir de calidad suele ser casero y 100% hecho en casa.
  • Si quieres que su poder probiótico sea excelente, el producto debe estar refrigerado.
  • Si lo compras debes poner atención en el etiquetado, y  debes comprobar que no haya sido pasteurizado o sometido a un proceso de esterilización muy agresivo. Porque estos métodos matan todas las bacterias vivas del producto, que son las que aportan los beneficios.
  • Debes observar cualquier cambio en su textura, olor, o sabor. Si lo compras en alguna tienda, hay que estar seguros de su procedencia y de que cumple todas las reglas de calidad.

kefir para la salud

Usos culinarios del Kéfir

 El de leche, sobre todo, es usado por muchos en la cocina.
El kéfir es fácil de almacenar y muy barato.
La tradición hace que se regale, pues es un fermento que se regenera fácilmente, y, si se conserva bien, dura mucho. 


El aspecto del  kéfir es similar al de la coliflor.

Sólo hay que echar un cuarto de litro de leche (lo más fresca posible) en un bote de cristal con cierre hermético, y un puñado de kéfir, cerrarlo y ponerlo en un estante a temperatura ambiente y, a ser posible, – sin que le de la luz directamente para que fermente mejor.

   Pasadas veinticuatro horas, se cuela y se toma.

Cuánto más tiempo se deje fermentando, tendrá un sabor más agrio. Para acelerar la fermentación, se le puede poner en un lugar más cálido, al igual que si se le pone en la nevera, se retrasará. 


En cuanto a la forma de degustarlo, hay quien lo toma tal cual, a modo de yogur, con o sin azúcar.

Pero, además, podemos darle otro uso más al kéfir:

“con ese líquido que se obtiene después de colarlo pueden prepararse batidos con hortalizas, frutas, con germen de trigo y miel. 

Y se utiliza también para la elaboración de crema de queso, muy interesante para los desayunos o miriendas.


 Cómo conservar el kéfir

 Debe estar refrigerado.
Tan sólo lavar el bote cada cierto tiempo y cuidar de su conservación te harán tener un producto delicioso para múltiples usos.
Es un producto económico y, lo más importante es que tiene múltiples ventajas y beneficios para tu salud

¿Qué te parece las bondades de este probiótico natural?

¿Te animas a probar el kéfir?


Revista ES Magazine